Convenio con Centro Biotecnológico Fares Taie

Sin conocimiento no hay proyectos
El pasado 28 y 29 de agosto la Cámara Argentina del Maní (CAM) y la Fundación Maní Argentino (FMA) visitaron el Centro Biotecnológico Fares Taie, ubicado en Mar del Plata.
Durante el encuentro se firmó un convenio marco de colaboración entre la FMA y el Centro Biotecnológico para trabajar de forma conjunta en la presentación y ejecución de diferentes proyectos de investigación.
Durante la visita, se realizaron jornadas de trabajo junto al INTA y al Centro Biotecnológico donde se fijaron pautas para comenzar a interactuar entre las instituciones con la finalidad de avanzar en tres proyectos concretos:
  • Interacción planta patógeno (Carbón);
  • Transcriptómica para continuar con los análisis del exudado del clavo, y así obtener información de las vías metabólicas, y de moléculas intervinientes, con la intención de desarrollar un análogo sintético que engañen o inhiban a la espora;
  • Genotipado del banco de germoplasma INTA Manfredi.
Cabe destacar que estas etapas de investigación básica no se pueden dejar de lado debido a que son insumos de conocimiento para cualquier proyecto biotecnológico, “sin conocimiento no hay proyectos”.
Una vez realizados todos los análisis factibilidad por parte del centro biotecnológico, se tendrá lugar otra reunión con la CAM y la FMA para presentar las propuestas. MDQ 02
Necesidad concretas, soluciones rápidas
El objetivo principal del Centro Biotecnológico Fares Taie es ser un espacio de transferencia de soluciones biotecnológicas destinadas a mejorar la producción agropecuaria, la calidad de alimentos y el cuidado del medio ambiente en todo el país.
El Centro ya está trabajando para resolver un problema de pérdidas millonarias en la exportación del maní.
“Vino a Mar del Plata la gente del Instituto de Patología Vegetal de INTA Córdoba e INTA Manfredi, de la Fundación Maní Argentino y Cámara del Maní  e hicimos una mesa de trabajo durante dos días para fijar un proyecto de desarrollo que insumirá aproximadamente 3 millones de dólares y que tomará al menos tres años, pero va a reducir las pérdidas en la exportación del maní. Hoy, el sector pierde varios millones de dólares anuales por un hongo o por problemas de sequía. La Argentina exporta 1.000 millones de dólares al año, pero pierde el 10% de su cosecha. La idea es recuperar eso”, señaló Hernán Fares Taie.
También otro de nuestros roles es el financiamiento para estos proyectos por eso fuimos a Estados Unidos a buscar capitales de riesgo para que vengan a invertir acá. Cuando el proyecto provea soluciones, también va a ser rentable para los inversores. Vendrán biotecnólogos de la Universidad de Carolina del Norte a trabajar acá”, detalló.
MDQ 01