En el campo o en la cocina: el maní es una buena alternativa | AgrofyNews

Compartimos la entrevista realizada por Agrofy News a Javier Martinetto, presidente de la Cámara Argentina del Maní, el pasado jueves 12 de julio de 2018.

En el campo o en la cocina: el maní es una buena alternativa

Pasada una época de pérdidas y bajos rindes, los productores maniceros apuestan al mercado interno.

Por Carina Labruna Agrofy Agency

campo o cocina mani es buena alternativa

“Cosecharás lo que siembras” es una frase que no pudo aplicarse este año a la producción de maní que atravesó una temporada complicada debido al déficit hídrico, entre otros tantos factores, arrojando un rinde de un 46 por ciento menor al año 2017. Sin embargo, desde la Cámara Argentina del Maní (CAM) están desarrollando políticas para fomentar el consumo en el mercado interno y brindar financiamiento a los productores maniceros.

Tal como lo describió Javier Martinetto, presidente de la CAM: “El impacto de la sequía fue terrible, casi tres meses sin nada lluvia y encima en abril hubo un temporal que no ha servido para la recolección de los frutos.La campaña 2017/8 ha sido para el olvido. El clima de esta cosecha ha sido un factor crucial, yo que estoy hace tiempo en el negocio no recuerdo una situación similar. No es una cuestión estructural sino coyuntural”.

En el caso particular del maní, Martinetto calificó a la situación como “un combo negativo perfecto porque hemos sembrado con costos altos. Como el año anterior habíamos tenido zonas inundadas donde se siembra maní, habían salido muchas hectáreas del circuito de alquileres, lo que presionó un poco la demanda sobre el resto de la tierra e hizo que los alquileres subieran, con lo cual el costo de implantación del cultivo fue muy alto con rindes bajos”.

Asimismo, agregó causas externas: “El mercado nos ha encontrado con una situación que el resto de los países que venden maní han tenido muy buena cosecha, con lo cual ha habido una sobreoferta mundial, que va a impactar en la cosecha próxima.

Los últimos dos o tres años han sido complicados desde el punto de vista climático y el presidente de la Cámara vaticinó que: “Este año el sector va a perder 200 millones de dólares”.

El maní es símbolo de la producción cordobesa, pero según el representante de la entidad, “no es exclusivo de la zona de Córdoba porque exige la rotación con otros cultivos, principalmente con soja o maíz. Para tratar de mantener las rotaciones relativamente largas, cada tres o cuatro años, el área de siembra se ha extendido fuera de Córdoba pero se está sembrando en las provincias limítrofes”. A su vez afirmó: “La siembra no es exclusiva de la provincia pero el procesamiento sí, ya que todas las plantas están localizadas en Córdoba”.

Desde la Fundación de Maní Argentino se esfuerzan por inculcar que el maní es una buena alternativa para incorporar a planteos productivos con rotaciones largas, con implantación de cultivos de cobertura, con siembra directa, con todas las prácticas agronómicas sustentables que colaboran para hacerlo bien y de manera rentable.

En cuanto a costos, Martinetto mencionó que depende de si se hace en campos propios o en alquilados. “Si el campo es propio ronda los 200 u 800 dólares por hectárea con una potencialidad de tener muy buena rentabilidad. Es una muy buena alternativa para suelos arenosos”, indicó.

Es el primer año que la CAM está enfocada en promover el consumo interno de maní, su presidente adelantó: “Tenemos prevista lanzar una campaña que quisiéramos hacer coincidir con la Fiesta Nacional del Maní, que se realizará en noviembre en Hernando. Y trabajaremos sobre dos ejes: uno es resaltar las ventajas nutricionales del maní como alimento, aportante de vitaminas de alta calidad y aceites esenciales similar a otros frutos secos. El otro es enseñar al público a incorporarlo dentro de la cocina, no solo consumirlo para acompañar la cerveza. Un ejemplo es que hace 10 años no se veía pasta de maní en supermercados, se puede utilizar con mermelada, manteca, galletitas o cocinar verduras”.

Calidad de exportación

Respecto a su comercialización, el maní históricamente está enfocado hacia las exportaciones, motivo por el cual se quiere fomentar el consumo interno. Por ello Martinetto justificó: “El mercado interno está estimado en 40 mil toneladas de maní mientras que para semillas se estiman 60 mil toneladas. Utilizamos un 50 por ciento más de semillas que lo que se consume para el mercado interno, y esas semillas comparadas con las 540 mil de exportación te da idea que es una industria enfocada en exportación”.

El titular de la Cámara aseguró: “Somos los principales exportadores del mundo de maní de calidad, Europa es nuestro principal mercado, somos bien reconocidos en todo el mundo menos internamente, y no es culpa de nadie salvo de nosotros. La mayoría de las exportaciones van a Holanda, el país más relevante en consumición es Alemania, en el norte de Europa el consumo per cápita es más alto”.

Como biomasa para generar energía

Como muchas otras industrias agropecuarias, la del maní ha innovado en la generación de energía eléctrica a base de los desechos orgánicos. El pionero es Aceitera General Deheza que ha puesto en marcha una caldera para producir energía, seguido por la empresa Prodeman, apuntó Martinetto.

Desde su punto de vista: “Para el próximo año creo que las perspectivas son mejores, los costos de implantación van a ser menores y los alquileres van a bajar, todas las hectáreas no disponibles el año pasado este año van a estar, el panorama es más alentador en la oferta de tierras. El tipo de cambio ayuda a bajar los costos en dólares. Los países competidores nuestros como China o Estados unidos han sembrado menos maní, la oferta mundial va a disminuir para el 2019. Desde la Cámara estamos intentando conseguir fuentes de financiamiento”, finalizó.

En junio se lanzó la Primera Mesa Nacional del Maní en el Centro Cívico de Córdoba con la presencia de los ministros del Gabinete Productivo de Córdoba, representantes del Ministerio de Agroindustria de la Nación, el Consorcio de Intendentes del Maní, la Cámara Argentina del Maní (CAM), la Fundación Maní Argentino (FMA), INTA, SENASA, Aduanas, Cacec y la Agencia ProCórdoba. Allí se trazó una agenda de temas a gestionar como mercado interno, opciones de financiamiento, y negociaciones internacionales para reducir aranceles a los productos de valor agregado para poder llegar a ser ‘el supermercado del mundo’, tal como desea  el actual presidente Mauricio Macri.

Fuente: AgrofyNews