La mujer que preside una cámara del agro donde se exporta por US$1000 millones | LN

Compartimos la entrevista a Ivana Cavigliasso publicada por Gabriela Origlia en el diario La Nación el día 6 de abril de 2021, con motivo del reciente cambio de autoridades.

 

La cordobesa Ivana Cavigliasso, de Prodeman, una de las empresas maniceras más grandes del país, se convirtió en presidenta de la Cámara Argentina del Maní. La compañía en la que es gerente de Calidad e Inocuidad e integra la dirección, forma parte del clúster provincial que el año pasado exportó un récord de 840.000 toneladas por US$1070 millones.

El 90% del maní que se produce en el país se exporta (casi el 70% a la Unión Europea, un mercado demandante de alta calidad) y ,aunque a nivel internacional la Argentina produce el 3% del global, su parte de exportación alcanza al 20%. Unas 25 empresas -todas familiares y con tecnología de última generación- concentran el grueso de las operaciones.

Cavigliasso aseguró a LA NACION que continuará la tarea del equipo que condujo la cámara hasta hace una semana y del que ella también formaba parte. En el temario de “lo urgente” incluye las retenciones.
 

“Hay un diálogo abierto con el Gobierno nacional; es un clúster chico pero muy importante. Cuando se eximió a las economías regionales, quedamos afuera. A los funcionarios les presentamos un plan para no perder competitividad; impulsamos una diferenciación de productos de un crudo a un elaborado”, explicó.

Indicó que, si se puede solucionar ese “error en una posición arancelaria” que se arrastra desde hace unos años, “se fomenta el valor agregado”. Enfatizó que cualquier mayor rentabilidad “se devuelve en inversiones y en empleo, rápidamente se ve la mejora en la región”. Cavigliasso alertó que Brasil “está copando mercados” que eran argentinos, como el ruso.

Agregar valor es la clave para Cavigliasso y hacia allí deberían direccionarse las políticas. Otra vía para ganar competitividad es la investigación genética para desarrollar distintas variedades y lograr una evolución del cultivo. “Por ejemplo, lograr una variedad para ciclos cortos permitiría expandir la zona”, graficó. La Fundación Maní, sostenida por las empresas del sector, trabaja estos aspectos.

Prodeman, la empresa fundada por Oscar Cavigliasso (padre de Ivana), emplea a 550 personas y exporta unas 80.000 toneladas anuales. De ese total, 25% es producto elaborado y de esa cifra, el 10% es marca privada. De la planta salen maní frito, tostado y pastas de maní para una cadena líder de Austria; para un sello “pajaritero” (alimentos para pájaros) del Reino Unido; mantecas de maní “Pampa” para Estados Unidos y pastas y mantea para marcas de Irlanda y de Chile.

Fuente: La Nación